¿Seré una pésima mamá si me desespero con el llanto de otros bebés? Esa es la pregunta que María le hizo a Lucy después de pasar una noche en vela.

Cuando haces clic en las viñetas encerradas en un cuadro, puedes ir a nuestros artículos.

Mi vecina acaba de tener un bebé que llora como si el mundo se fuera a acabar…

Cuando es su siesta
Cuando es hora de comer
En las mañanas
Llora todo el día

Me va a enloquecer

Los míos nunca lloraron tanto.

¡Seré una pésima madre!

No te preocupes tanto. Todas las mamás somos súper tolerantes con el llanto de nuestros bebés.

¡Es parte del famoso instinto maternal!

Todo este asunto ha puesto mi maternidad en perspectiva.

No te adelantes. Mejor concéntrate en lo que puedes controlar ahora mismo.