¿Hay un momento ideal para gritarle al mundo la noticia sobre tu embarazo? En Historias de mamás tratamos de encontrar una respuesta a la pregunta.

Queremos gritarlo a los cuatro vientos: “Tengo algo para contarte”. Esa es la primera frase de la conversación.¿Cómo dar la noticia del embarazo? ¿Cuál es el momento ideal para comunicarla? ¿A quiénes confiárselo primero? ¿Cómo hacer para que nadie se entere antes de tiempo? Estas son algunas de las preguntas que surgen cuando nosotras nos enteramos de la primicia.

Eliana estaba apenas unos días embarazada y ya quería contárselo a todo el mundo. Diecisiete años después de dar a luz a su hijo, aún conserva el test de embarazo que confirmó su materminadad y que enseñó a todos sus vecinos para certificar la noticia.  “Sentí que ese bebé ya era mío y se iba a quedar, y así me lo demostró la vida”, me confiesa con la misma alegría y entusiasmo de aquella helada mañana de junio cuando con su esposo, y con el test de embarazo en mano, visitaron casa por casa a familiares y amigos para contarles la buena nueva.

No hay un avance científico que determine cuál es el momento justo para contar la noticia. Este, es, al fin y al cabo, un instante que supera a la ciencia. Son experiencias tan personales que no hay fórmulas que apliquen. Las pocas respuestas están más vinculadas a las emociones, la alegría, los nervios, o a los miedos del momento.

Marta Arcieri, una partera de Montevideo con 37 años de experiencia, asegura que ante la más mínima sospecha, las madres primerizas suelen contar su estado de embarazo. Es que “el entusiasmo es muy grande y hay mucha ansiedad”, dice.

Así lo vivió Carola, una amiga con la que charlé del tema, y que me contó que con su primer embarazo, el de Clara. Se despertó a las seis de la mañana porque no daba más de la ansiedad para hacerse el test. Ni bien lo supo, tampoco se aguantó y despertó a su madre con la novedad. Y aunque le suplicó a la futura abuela que no se lo dijera a nadie, a las 10 de la mañana ya lo sabía toda la familia y los amigos más cercanos. Carola y su marido no pudieron ser los voceros de la gran noticia.

Para Arcieri, la reacción cambia con un embarazo posterior. Los padres esperan saber que esté todo bien para contar y, en especial, si ya hay otros hijos, para evitar falsas expectativas. “Cuando hay hijos soy de la idea de contarles al confirmar el embarazo”, recomienda Arcieri. Cuando la panza de la mamá no se nota, a veces a los niños se les puede hacer eterna la llegada de su hermanito porque todavía no comprenden el concepto de que faltan algunos meses para el nacimiento.

Sandra Jegerlehner, licenciada en psicología, cree que deben ser los papás quienes den la noticia del hermanito. “Que lo escuchen de ellos mismos les genera confianza”, aconseja. También considera que los niños deberían enterarse al mismo tiempo que el resto de la familia y los amigos, ya que a destiempo, o la idea de que la noticia tuviera que ser ocultada por alguna razón, daría lugar a fantasías.

Con su primera hija, Matilde, Macarena fue cautelosa. Cuando se lo contó a su madre ya habían pasado tres meses. Se conmueve mucho al recordarlo porque su mamá ya no está. También recuerda que cuando le dijeron a Federico, su segundo hijo, que iba a tener otro hermanito lo único que le importaba era que fuera “vadón”. No tuvo suerte, llegó Josefina. Ahora todos están felices y Macarena cumplió su sueño de una familia así de grande.

“Esperar poco, apenas unos días, los clásicos tres meses, o la primera ecografía, son todas razones válidas mientras sea una decisión tomada en la intimidad de la pareja, sin intromisiones, respetando los deseos de ambos”, concluye Jegerlehner.

Todo depende de gustos, costumbres familiares y de lo anhelado que haya sido ese hijo. No hay un consejo ideal. Por eso, sea cual sea la opción elegida, lo importante es sentirse segura con la decisión tomada, dejando un poco de lado mitos y creencias populares, ya que en definitiva esto es algo muy íntimo.

Las historias de Eliana, Carola y Macarena parecen diferentes, pero su mensaje para futuras mamás es el mismo: solo nosotras sabemos cuándo es el momento de compartir esa noticia que cambiará nuestra vida para siempre.

¿Y tú, cómo fue tu experiencia al momento de dar la noticia sobre tu embarazo? Haz clic para compartir tu comentario.