El ciclo menstrual es el proceso que prepara al útero de la mujer para el embarazo todos los meses. Es un proceso que es fruto de un eje hormonal interno y armónico que involucra al hipotálamo, la hipófisis y los ovarios.

La duración promedio del ciclo es de 28 días, pero los ciclos menstruales ovulatorios normalmente pueden oscilar entre 21 y 35 días.

1.Menstruación

El ciclo menstrual se manifiesta con cambios en el tracto reproductivo (endometrio, cérvix, vagina). El ciclo comienza el primer día del sangrado y termina justo antes del siguiente periodo menstrual.  La duración promedio del ciclo es de 28 días, pero los ciclos menstruales ovulatorios normalmente pueden oscilar entre 21 y 35 días.

¿Qué pasa en el endometrio?

El endometrio es la capa más interna del útero, su revestimiento. Como es un ciclo también pasa por tres fases, menstrual, proliferativa y secretroria. Durante el ciclo sufre varios cambios en función de la concentración de estrógenos y progesterona. Al inicio del ciclo, etapa menstrual, las hormonas disminuyen su concentración provocando la descamación del endometrio con la menstruación. Fluye desde el cuello uterino y sale a través de la vagina.

2. Fase Preovulatoria

La fase preovulatoria da inicio con el primer día de la menstruación y se extiende hasta el día anterior en que se produce el aumento de la hormona luteinizante (LH). En esta fase la hormona foliculoestimulante (FSH) estimula el crecimiento y el desarrollo de un grupo de folículos ováricos.

3. Fase ovulatoria

Esta fase es durante la cual ocurre la ovulación, se inicia un día antes de que se produzca el pico de LH y culmina un día después.

Los ovarios liberan un óvulo que se desplaza a través de las trompas de Falopio, los dos conductos musculares donde tiene lugar la fecundación.

Para saber que estás ovulando tu cuerpo lo manifiesta de diferentes formas, principalmente puedes saberlo por la mucosa cervical, un moco acuoso y elástico que favorece la entrada de los espermatozoides. Segundo, por el aumento en los niveles de progesterona hace que la temperatura basal incremente de 0.2 a 0.5 grados centígrados.

Te puede interesar: La influencia de la tiroides en salud preconcepcional

Hormonas: Durante esta fase predominan los estrógenos. Una de las señales para saberlo es que la matriz secreta una mucosa cervical, como una clara de huevo, signo de ovulación. Esta mucosa dura de dos a cuatro días, síntoma de días fértiles y alta presencia de esta hormona.

¿Qué pasa con el endometrio? Durante la etapa proliferativa el endometrio está formándose y engrosándose a la espera de fecundación gracias al efecto de los estrógenos.

¿Qué pasa si tienes relaciones sexuales?

El óvulo puede sobrevivir hasta 12 horas y los espermatozoides pueden durar de dos a cinco días. En ese sentido, la probabilidad de quedar embarazada es mayor si la relación sexual se lleva a cabo justo antes de que se produzca la ovulación o en el momento inmediato posterior. Si el óvulo no es fecundado, se elimina más tarde en la menstruación.

 4. Fase lútea

Esta fase  dura aproximadamente 14 días finaliza con la menstruación. Durante esta fase predominan la progesterona

¿Qué señales hay?

El moco cervical se hace más seco o espeso. En el caso de que no se produzca la fecundación, se caracteriza por el síndrome premenstrual, una etapa que manifiesta síntomas de depresión, dolor mamario, cambios de humor e irritabilidad, entre otros.

Te puede interesar: La piel de una futura mamá es más sensible

¿Qué pasa con el endometrio?

Durante la etapa lútea, el endometrio está más grueso, esponjoso y receptivo al embrió por la acción de la progesterona que secreta el cuerpo lúteo. Si el óvulo no es fecudado, la producción de estrógenos y progesterona disminuye provocando que el endometrio se descame y de inicio a un nuevo ciclo menstrual.