Sandra Bermúdez, psicóloga y health coach, nos enseña a preparar una mermelada de frutos rojos casera y saludable para que agregues en tu desayuno.

Las mermeladas caseras son una opción saludable y de excelente calidad para agregar a tu dieta. Es un producto de consistencia pastosa o gelatinosa que se prepara a partir de la mezcla y cocción de fruta fresca y azucar.

A diferencia de otros alimentos que consumes como la mantequilla, la margarina, la Nutella y el queso, las mermeladas no contribuyen al contenido de colesterol y grasa de su cuerpo. La mermelada ayuda a mantener un peso saludable cuando se siguen los tamaños de porción recomendados.

Durante la preparación de la mermelada, la pectina, una sustancia que contienen las frutas, se modifica en la preparación. Este elemento ayuda a reducir la probabilidad de desarrollar cáncer, así como a mejorar la salud del cabello, la piel, las uñas, reducir el estreñimiento y ayuda al cuerpo a formar glóbulos rojos. Las mermeladas naturales son ricas en nutrientes y una gran fuente de energía y fibra.

Ingredientes:

  • ½ kilo de fresas o la fruta que más te guste.
  • Tres cucharadas de fruta del monje, estevia o endulzante natural.
  • Jugo de medio limón.

Cómo se hace

  • Desinfectar la fruta
  • Cortar en trozos y agregarla en la olla junto al endulzante la noche anterior.
  • Al día siguiente cocinar a fuego lento y agregar el jugo de medio limón hasta que la consistencia sea la de una mermelada pastosa o gelatinosa.

Te puede interesar: ¿Cómo hacer gomitas saludables para tus hijos?