Una mamá comparte sus consejos para no gastar mucho dinero en ropa y estar cómoda y elegante durante todo el embarazo sin tener que renovar todo el armario.

Para estar cómoda y sentirse linda en los nueve meses de gestación, no hace falta invertir mucho dinero en ropa nueva. Fiel a mi lema de “menos es más” recojo aquí una serie de tips que pueden ayudar a las futuras mamás a usar su dinero inteligentemente y no rodearse de prendas que probablemente nunca vayan a volver a usar (por lo menos no en unos años):

  1. Lo primero y lo más importante: si dice que es para embarazadas vale el doble. Muchas veces una prenda, una talla más (o dos o tres o las que sea que hagan falta) modela el cuerpo y evita gastos innecesarios. Solo los pantalones para embarazada merecen una inversión.
  2. Con los cambios hormonales llegan incomodidades. ¿Sudor excesivo? ¿Calor constante? ¿Acné? ¿Pelos por todas partes? Sí. Por eso aconsejo la ropa de hilo y de algodón. Las telas sintéticas son un sauna y créanme que lo último que querrán es tener que amarrarse los zapatos usando un vestido de nylon. Sugiero vestirse con capas para podérselas quitar y poner de acuerdo al clima y al momento del día.
  3. No compren ropa en los primeros cuatro meses a menos que sea necesario. Las primeras semanas de embarazo son difíciles porque el busto está comenzando a hincharse, la cintura desaparece un poco, muchas mujeres retienen líquidos y la ropa que antes nos quedaba bien comienza a apretar, pero no lo suficiente como para comprar ropa nueva. Es una transición y yo la sobrellevé gracias a esto:

Ropa embarazoropa embarazo

Así podía no abrocharme el último botón del pantalón y al ponerme la banda cubría el ojal y la cremallera y con un suéter normal quedaba perfecta.

También pueden recurrir al truco de usar un elástico del pelo en el ojal del pantalón para darse unos tres centímetros más de espacio:

Truco embarazo

Foto de: www.paisleyandsparrow.com

4. Hagan una lista: dependiendo de su trabajo puede que haya necesidad de un ajuar más elaborado, pero los mismos básicos de las no embarazadas pueden suplirles de nueve meses de combinaciones que las tendrán siempre bien presentadas. Mi sugerencia para las que trabajan en oficina,

  • Dos pares de jeans de embarazo (azul oscuro y negro)
  • Un pantalón negro de embarazo
  • Una camisa negra (cómprenla después del cuarto mes)
  • Una camisa blanca (cómprenla después del cuarto mes)
  • Dos suéteres de hilo colores neutro
  • Cinco camisetas/remeras de algodón en colores varios y de manga larga
  • Un abrigo negro
  • Bufandas de hilo de colores
  • Un vestido negro de embarazo manga tres cuartos
  • Unos botines al tobillo
  • Unos zapatos baletas negros

Para quienes tienen la fortuna de un trabajo menos formal, como yo, aconsejaría comprar jeans de maternidad cuando ya la panza esté más protuberante y usar la ropa que ya tienen en el armario.  Yo compré accesorios y usaba los dos pares de jeans con botas al tobillo, camisas de colores neutros al cuerpo y bufandas de colores. Y así, con poca ropa, llegué a 39 semanas de embarazo.  ¡Y me quedaron los accesorios!

  1. Dice el mito que durante el embarazo los pies crecen. Una corriente de la ciencia dice que es la retención de líquidos que hace que uno aumente una talla de ANCHO y no de largo. Otra corriente dice que es mentira. Yo digo que es más la retención de líquidos, pero conozco mamás que aumentaron una talla completa. Por eso compren zapatos solo si lo consideran necesario y sugiero algo así, con algo de tacón pero suficientemente planos para aguantar el peso que crece y crece cada semana. Eviten cordones (38 semanas y amarrarse los zapatos no es una buena combinación):
  2.  La ropa ajustada ayuda a aliviar el dolor de espalda. Las bandas que mencioné arriba y las camisas ajustadas ayudan a sentirse más “segura.” La sensación de estar “abrazada” con la ropa ayuda al caminar. Dolores de espalda y de caderas son comunes en los últimos meses de gestación. Si hace frío las medias de algodón hasta la cintura ayudan mucho y/o medias de compresión para embarazadas (que además son necesarias si van a viajar en avión).
  3. Compras/ideas online favoritas:
  1. La ropa interior es la clave de la comodidad. Puede que sus brassieres normales no tengan mucho espacio para los senos que comienzan a crecer muy temprano en el embarazo. Aconsejo comprar dos o tres brassieres ajustables cuando comiencen el cuarto mes de embarazo, pero no inviertan mucho dinero porque el verdadero gasto, y el que vale realmente la pena, son los brassieres de lactancia.

¡Y disfruten su maternidad!

Encuentra más tips de moda aquí.