Un vestido largo de verano con una chaqueta de jean es perfecto para un clima frío. Lo importante es la creatividad y comodidad al vestirte. Carlos Carvajal, nuestro experto en moda, escribe algunos consejos.

 

Qué ponerte es muy importante en tu etapa de embarazo. No solo porque la pancita va creciendo y como premamá deberás irte adecuando a estos cambios, sino porque sentirte linda y a la moda puede hacer la diferencia en ese mar de síntomas y dudas.

La ventaja de la moda es que está ahí para ti, puedes controlarla, al contrario de algunos de esos cambios hormonales y corporales que enloquecen a más de una. Por eso aquí va una lista de prendas y consejos para no verte anticuada durante estos nueve meses, y por el contrario siempre fresca y de vanguardia.

Así que llegó el momento de reinventarte no sólo desde tu esencia como mujer, sino desde tu armario. El embarazo es el momento perfecto para ello, no sólo desde la comodidad, sino desde lo linda que te puedes ver. Las camisas sin forma, los pantalones de sudadera, las batas largas y aburridas en el embarazo han quedado en el pasado. Afortunadamente cambiamos de siglo y con el cambio llegaron todas las maravillas que nos ofrecería y se fue abriendo el camino para las premamás, quienes hoy son tan apetecidas como las tops mundiales. En este contexto y para que te convenzas más, ya llegó el momento de incluir el cuerpo de la mujer embarazada en las pasarelas.

¡Bienvenida al futuro y a la moda! Ya verás lo fácil que resulta ser.  Lo importante aquí es no tener miedo a experimentar. Las colecciones están en constante cambio, y es probable que encuentres ítems que te funcionen y puedas darles tu propio toque. Es muy fácil, por estos días, convertirte en la mejor fashionista.

En la mayoría de países está llegando el verano, por lo que te dejo una lista bastante entretenida para que tiñas tu closet de esas flores coloridas de la temporada presumiendo tu barriga y optando por los estilos diferentes que te podrás poner sin miedo a caer en la rutina. Aprovéchate de tu maravilloso estado hormonal y siéntete con todo lo que te pongas más bella que nunca.

 

Las prendas que puedes llevar

Olvídate por un momento de qué sí y que no. Juega, entretente en tu closet y contigo misma, experimenta un ritual de moda único, reúnete con tus amigas y haz tardes de moda para que no todo sea unipersonal.

Todos tenemos atuendos favoritos que nunca quisiéramos dejar de utilizar, pero cuando eres premamá puedes optar por modificarle algo. Revive esa piezas atemporales y que estabas guardando quizá sin saber que te funcionarían en este periodo, arma looks étnicos desde lo que más te convenga, utiliza esos vestidos vaporosos que solo te pondrías en otros climas o ciudades, mézclalos con una chaqueta de jean o bien póntelos con tus leggins. Lo importante es que siempre te sientas cómoda.

La temporada se viene con todo lo inimaginable como los estampados abstractos, teñidos de cebra, leopardo, las bolas, las rayas que en tu estado las puedes utilizar verticales u horizontales. Embárcate en las texturas, los colores vibrantes como el amarillo, el azul mar, el verde, el rosado excesivo; haz mezclas de blanco y negro, de puntos con rayas, olvídate de combinaciones que creías que no funcionaban. Ahora sí prevalecerá la explosión de color y tú no la debes evitar.

Una de las tendencias más imponente es el oversize (prendas grandes) así que aduéñate de este estilo y no lo sueltes, ya que puede ser el aliado más importante en cuanto a moda se refiere. Con este puedes estar impecable, ya que es una silueta que esconde pero que a la vez muestra lo inesperado, compensando todo y muy equilibrado.

 

Aprovéchalo todo… si, todo

No dejes nada en el guardarropa, adáptalo para ti, hazlo tu aliado y además róbale esa camisa sexi a tu marido y con la cual podrás armar un look boyfriend muy acertado para tu fin de semana por ejemplo. Recuerda en todo momento que lo de comprar ropa premamá en mi opinión y siempre lo digo, está en desuso, así que abre tu horizonte y lleva tu estilo más allá de las tiendas.

Sigamos con los jeans que son necesarios en todo momento. Aquí sí tiene lugar uno de talle bajo que no te ajuste la panza. Opta por camisetas sueltas para combinar  con estos. Si bien ya los había nombrado, los vestidos pueden ser ese esencial para no olvidar  ya sean de rayas marineras, lisos, estampados, de jean, de cuadros; sueltos, cortos y largos pueden armar ese look de no quitarse de la cabeza, ese look amado.

El hecho que te diga que puedes colocarte todo no significa que debas verte o sentirte disfrazada, por el contrario, esta es la oportunidad para verte y sentirte cada vez mas dueña de ti.

Cada mujer es un mundo propio. Cada embarazo también lo es. Te recomiendo siempre buscar aquello que te vaya bien y, lo más importante, con lo que definitivamente te sientas cómoda durante los meses de gestación, sin olvidar primero que todo que sigues siendo una mujer hermosa que va a ser mamá, siempre fiel a su estilo habitual.

Por último, ¿cuál es ese look de premamá favorito si ya pasaste por ese estado? ¿Qué consejo de estilo le recomendarías a una premamá? ¿Te consideras una premamá con estilo? No dudes en contarnos.