La piel de una futura mamá es más sensible, entre otras cosas, por que está expuesta a cambios hormonales. Según un estudio, las cremas humectantes son clave para cuidarla.

Aunque no todas las mujeres sufren alteraciones en su piel durante el embarazo, en un determinado momento la mayoría presenta irritación, eczemas, alergias, sequedad, estrías y manchas en alguna parte del cuerpo.

Las estrías, por ejemplo, pueden aparecer hasta en el 88 por ciento de los embarazos a partir del cuarto mes y  principalmente en la región de los senos (13 por ciento), el abdomen (35 por ciento), muslos (14 por ciento), glúteos (13 por ciento) y caderas (25 por ciento).

 Un estudio de la publicación Dermatología Revista Mexicana, respaldada por la Sociedad Mexicana de Dermatología, evaluó el efecto de una crema hidratante para evitar la formación de estrías durante el embarazo.

Si bien los factores hormonales y genéticos tienen una responsabilidad su origen, los investigadores establecieron que la elasticidad y la propagación de esta rotura cutánea está influido por el contenido de agua de las células de la piel (dermis y epidermis), es decir, por la hidratación.

Las estrías son un tipo de cicatriz, que aparecen cuando se rompen las fibras que dan soporte a la elasticidad de la piel (colágeno y elastina). Tienen forma de líneas paralelas rojizas, brillantes y delgadas que después de un tiempo toman color blanco.

Los investigadores recurrieron para su estudio a un grupo de madres primerizas que usaron la crema humectante desde el primer momento de su embarazo. Para ello valoraron la hidratación y la elasticidad de la piel abdominal, así como la prevención de las estrías.

Los resultados del estudio demostraron que la crema incrementó la humectación y la elasticidad de la piel de todas las participantes.

Prevenir las estrías no solo se trata de una cuestión cosmética. De acuerdo con la investigación, las estrías producen alteraciones psicológicas y funcionales. Dependiendo de donde aparezcan, pueden generar una sensación de irritación intensa en la piel. También disminuyen la elasticidad de la piel, genera atrofia muscular y el abdomen queda distendido y colgante.

Si esto ocurre, en embarazos posteriores la mamá puede sufrir complicaciones como el desplazamiento del cordón umbilical y contracciones uterinas débiles.

Por otra parte, cuando el abdomen queda colgante, aumentan los dolores lumbares, hay limitación de movilidad y estreñimiento crónico.

Por eso, como dice el dicho, es mejor prevenir que curar. Y para el embarazo manejar oportunamente los cambios hormonales es necesario tomar medidas como aplicar una crema humectante, como Luciara, que impida la aparición de estrías y proteja la salud de la mamá y su bebé.

La buena noticia es que Luciara te ayuda a evitar la aparición de estrías y te permite disfrutar cada segundo de tu maternidad.