Nuestra autora nos cuenta algunos de los cambios que sufrió en su cuerpo durante el embarazo y cómo los enfrentó.

Subir de peso, el primer cambio en el cuerpo. 

Al inicio del embarazo no notarás un cambio inmediato, aunque tu cuerpo esté pasando por transformaciones tan sencillas como subir de peso. Es importante que este cambio lo acompañes de controles ginecológicos para no aumentar kilos innecesarios por antojos o golosinas.

Normalmente una mujer con un estado de vida saludable aumenta entre diez y 13 kilos, no menos de diez no más de 13. Así que podemos eliminar de la cabeza la famosa frase de la suegra: “es que debes comer por dos” .

Pérdida de equilibrio

A las mujeres nos gusta vernos a la moda y embarazadas tratamos de no perder nuestro estilo  pero el embarazo es una etapa tan bonita que todos comprenderán si llevas ropa más cómoda o zapatos planos.

A comienzo del embarazo podrás usar tacones sin perder el equilibrio, pero a medida que la panza crece será más difícil. Uno de los cambios que manifestará tu cuerpo es la hinchazón en los pies. Van a crecer ligeramente y los zapatos ya no te van a quedar.

Además notarás cierta torpeza en el embarazo, ya que las manos también crecen un poco y no tenserá fácil coordinar tus movimientos. Esto se debe al aumento del líquido en el espacio de las articulaciones y de la relaxina, aunque esta última actúa sobre todo en el pubis y la cadera.

Aparición de estrías

Las temibles estrías. La gran mayoría de las mujeres que he visto tienen estrías y yo me pregunto: teniendo en cuenta  que es muy probable que desarrollen estrías en el abdomen por el embarazo, ¿por qué no se cuidan?

Las estrías me preocuparon mucho durante mi embarazo. Lo que hice fue aplicarme Luciara desde antes de tener panza hasta el parto. No dejé de usarla un solo día, es una crema que la llevaba siempre conmigo.

Me dirán que eso depende de la genética, del tipo de piel etc. Tengo estrías en los muslos cerca de los glúteos cuando era más joven, por lo tanto, esa era mi preocupación, ya tenía un antecedente de que podía salirme estrías, pero con la crema las pude prevenir. Además, en la lactancia me colocaba alrededor de las mamas, ya que es una etapa en la que crecen mucho.

El resultado: ni una sola estría.

Pigmentación de la piel

La pigmentación de la piel puede presentarse en los pezones, el ombligo, la vulva, la piel perianal, la línea que cruza el abdomen y la cara. Pero no hay que asustarse, es reversible. A mí se me oscureció la línea del abdomen, tanto, que parecía que la hubieran hecho con un marcador.

Caída del cabello

Durante el embarazo es normal observar un aumento en la caída del cabello a partir de segundo y cuarto mes después del parto. Pero no hay de qué preocuparse porque seguirá creciendo más fuerte en los próximos seis y doce meses.

Yo casi me muero, solo ver el cabello desprenderse con facilidad y mechas grandes en la bañera pensé que me estaba quedando calva. Finalmente empezó a crecer, parecía que me hubiera hecho un flequillo torcido pero al final crece, tranquilas mamás.

Definitivamente en el embarazo hay muchas cosas pasando a la vez. Sin embargo, para no perder el norte, cuando cada uno de estos se manifestaba, trataba de recordar que el cambio más importante lo viviría una vez naciera mi bebé, me convertiría en madre.

¿Cuáles han sido tus principales cambios en el cuerpo durante el embarazo? Cuéntanos en los comentarios.