Ah, la tiroides, una glándula tan pequeña pero tan importante en nuestro desarrollo endocrino. Tanto, que no puedes subestimarla cuando quieras quedar embarazada.

Ya lo sabemos, quedar embarazada no es tan sencillo como parece. Bien lo decía una de nuestras autoras, el camino entre el óvulo y el espermatozoide es más largo que 15 centímetros. Y si el camino es largo, lo más importante es que conozcas qué órganos están involucrados para favorecer tu fertilidad, como la tiroides, y qué debes hacer si no está funcionando bien.

La tiroides es el motor del cuerpo humano. Es una glándula en forma de mariposa que está en la parte frontal del cuello. Esta glándula se encarga de producir hormonas que controlan la velocidad del metabolismo, es decir, es la responsable de cómo administramos nuestra energía.

Según el doctor David Vásquez, especializado en Ginecología y Obstetricia, las enfermedades tiroideas son muy comunes, sobre todo en las mujeres.

Los trastornos de la tiroides pueden disminuir o acelerar nuestro metabolismo. El hipotiroidismo disminuye la velocidad de nuestro metabolismo porque la glándula no puede producir suficiente hormona de TSH (hormona estimulante de la tiroides).  Los síntomas que pueden presentarse son cansancio, sobrepeso, problemas cognitivos y piel seca.

Ahora bien, el hipertiroidismo es todo lo contrario. Aquí la glándula produce TSH por montones y las personas tienden a ser más agitadas, delgadas, sufren taquicardias y su metabolismo está siempre acelerado

Fertilidad y tiroides

Y si ahora te preguntas qué tiene que ver la hormona que rige tu metabolismo con la fertilidad, pues la respuesta es muy sencilla: influye en tu ciclo menstrual.

Resulta que ambos trastornos de la glándula tiroides producen una alteración en las hormonas y en la fase ovulatoria, por lo que puedes simplemente no ovular. Es decir, si no tienes ovulaciones regulares es más difícil quedar embarazada.

Pero, si llegaras a quedar esperando y no tienes tu tiroides controlada, existen más probabilidades de que se produzcan abortos espontáneos en el primer trimestre del embarazo.

Te puede interesar: Las estrías aparecen a partir del cuarto mes de embarazo

Pero no hay problema si te haces controles periódicos y te tomas los medicamentos en la dosis indicada. María Inés Mccormick, una mamá colombiana residente en Francia, descubrió que tenía hipotiroidismo antes de quedar embarazada. “Quería encargar bebé y en los chequeos de control nos enteramos que nunca tuve síntomas. Me recetaron levotiroxina y la tomó desde entonces. Tengo dos hijas y tome el medicamento durante el embarazo”.

Los exámenes

Entonces, ¿qué debes hacer si sospechas tener un trastorno de la tiroides y quieres quedar embarazada? Puedes medir los niveles de la hormona con un sencillo examen de sangre.

Si estás planeando quedar embarazada y no lo has logrado, comunícale a tu ginecólogo sobre tus síntomas y solicita que te practiquen entre los exámenes de rutina el de la TSH. Además de conocer tu salud preconcepcional podrás prever trastornos maternos y fetales.

Cabe mencionar que, si padeces diabetes o has tenido antecedentes de abortos o partos prematuros, es clave que te practiquen estas pruebas para verificar los niveles de esta hormona.

Ahora, si ya sabes que tienes hipotiroidismo y quieres quedar embarazada, continúa tomando los medicamentos como te señale tu médico y una vez identifique como debes quedar nivelada mensualmente te deben medir con los exámenes de sangre no solo la TSH sino la T4 (tiroxina) y T3 (triyodotironina).

Curiosamente, el embarazo, de acuerdo con el doctor David Vásquez es un estado de hipertiroidismo, si se mira fisiológicamente. Esto se debe a que el cuerpo produce más hormonas e incluso las mujeres que tienen hipotiroidismo reducen la dosis del medicamento que toman usualmente porque su cuerpo está encargándose de generar el mejor ambiente para el bebé.

Así que, querida futura mamá, si tienes alguno de los trastornos de la tiroides y estás buscando bebé, el primer paso es preguntarle a tu médico qué debes hacer. Si ya sabes qué tienes y reajustan el medicamento puedes llevar un embarazo tranquilo y controlado.

Recuerda: escucha a tu cuerpo. Si sientes síntomas que parecen fuera de lo regular, habla con tu doctor. Ten en cuenta que tu salud preconcepcional será clave para tu salud durante el embarazo.