Después de llenar su casa de productos para bebé, una mamá entendió que menos es más. Por eso comparte una lista de ropa, juguetes y gadgets que sí son necesarios y otros que no tanto.

Un año después de la llegada de mi hijo entiendo que “menos es más”. Literal. Menos cosas, más felicidad. Menos para lavar, menos para doblar, menos para ensuciar, menos para perder.

A veces la emoción y la ilusión de un bebé nublan la razón. Yo me dejé llevar por la felicidad y cuando menos supe mi casa estaba llena de cosas que no necesitaba. Ojalá alguien me hubiera sentado a decirme “no, no necesitas esto, ni esto, ni esto, ni mucho menos esto…”.

Así que aquí, basada en mi experiencia, les traigo una lista comparativa de cosas que siento han sido claves en este año y una de ítems que creo fueron un desperdicio de dinero, y sobre todo de espacio, cosa que con un bebé se vuelve un lujo.

Mis recomendaciones son anecdóticas y no tienen patrocinio de ningún tipo. Con seguridad hay muchas marcas similares para un mismo ítem. Páginas como babylist.com, babycenter.com o babygearlab.com tienen listas comparativas de ítems con calificaciones de usuarios.

Ropa 

Pocos ítems de cada talla ya que los bebés crecen muy rápido.

En especial para bebés recién nacidos pijamas de una sola pieza SIN BOTONES (¿quién quiere abrir y cerrar 10 ojales cada tres horas?)

Cobijas de algodón para envolver al bebé y ayudarlos con el reflejo de Moro (sobresalto). Esas mismas cobijas son buenas para cubrir el sol en las caminatas con el coche y además hacen las veces de mantas de amamantar.

Cobijas con velcro para las noches (bebés que aún no se dan la vuelta):

Toallitas cuadradas: sirven de babero, de limpión, de esponja en el baño… y de juguete.

Pijamas tipo bata. No hay que desabotonar nada y se puede cambiar el pañal más rápido.

Medias de tallas más grandes. Las medias muy justas les marcan la piel .  

Overalls con botones o prendas muy elaboradas. Si es difícil ponerla es difícil quitarla.

Camisetas sin botones adicionales en los hombros. Las cabezas de los bebés son delicadas.

Zapatos (a menos que aprenda a caminar a muy temprana edad).

Ropa que imita las prendas de un adulto. Bonita pero inútil. Ningún bebé necesita un abrigo de tweed.

Ojalá tengan cerca un grupo de mamás con el que puedan intercambiar ropa y heredar o regalar. Es la mejor manera de ahorrar y de ayudarse las unas a las otras.

Lavar la ropa del bebé por separado y con jabón sin perfume.

Aprendí de una mamá experta a poner las medias en la perillas de las puertas para agrandar los elásticos. También pueden usarlas de mitones. ¡Dos en uno!

 

Gadgets  

Un buen termómetro. Clave. Los pediatras están de acuerdo en que la temperatura rectal es la más acertada, pero si temen hacerlo, como yo, termómetros como este son confiables.

Tijeritas de uñas, limas y corta-uñas. 

Una buena tina

Esterilizador de teteros/mamaderas de microondas: Es rápido y no ocupa tanto espacio.

Teteros/mamaderas antigas/cólico. No es necesario tener 10 teteros/mamaderas. Con cuatro buenos teteros/mamaderas es suficiente.

Cargador ergonómico: útil y cómodo. Además es un 2 en 1 para llevar al bebé y hacer ejercicio. ¡Es como hacer cardio con pesas! Baberos para la hora de la comida, el bolsillo atrapa los pedazos que caen.

Baberos como estos para el uso diario, les evita que se queden babas en las arrugas del cuello y les den brotes.

Silla alta para dar de comer.

Máquina de ruido. En apartamentos pequeños es ideal, pero en todo caso aún si el bebé ya duerme solo, estás máquinas o apps para teléfono y tablets ayudan a anular el ruido externo.

Pañalera Nosotros optamos por un morral. Más cómodo y amable con la espalda. Un morral cualquiera es suficiente pero aquí hay unos más especializados.

Calentador de teteros/mamaderas. Si acostumbra al bebé a tomarse la leche al clima/fría se podrían ahorran mucho tiempo. Si el bebé no responde a la leche fría lo mejor es poner el teteros/mamaderas entre agua caliente unos minutos.

Hay unos pedazos de toalla cónicos que uno les pone a los hombre en el pipí para evitar que se orinen encima de uno cuando se les cambia el pañal. No sirven de nada y terminan en el piso la mayoría de veces. Lo mejor es hacer una cambio rápido de pañal de sucio a limpio.

Calentador de pañitos húmedos.

Cesto de basura especial para pañales. Huele horrible, igual hay que vaciar la bolsa a menudo. Sacar los pañales sucios todas las noches es la mejor solución. Un cesto de basura normal con tapa sirve igual si le ponen una cucharada de bicarbonato de sodio en el fondo.

Cargadores de tela. Útiles cuando el bebé es ligero (o prematuro porque permite más contacto con la piel de la mamá) y si la mamá no tiene problemas de espalda. En mi caso indujeron un dolor de cuello crónico.

Sets de platos, tazas y cubiertos. Cualquier tazón de plástico y DOS cucharitas son suficientes. Con una se le da la comporta, la otras es para que el bebé juegue.

En cuanto a las sillas de dar de comer piensen en cuánto espacio tienen y si es mejor una pequeña que se agarra a la mesa o una independiente. También es bueno asegurarse de que el cojín de la silla sea de una tela lavable porque es inevitable que se ensucie.

 

Juguetes 

Baby Gym hasta que aprenden a voltearse

“Jumperoo” desde que tienen el peso indicado

Saltarín de la puerta

Libros como estos

Libros de páginas gruesas con texturas

Pelotas suaves

Baby Einstein, vale la pena decir que cuando me lo regalaron diciéndome que mi vida iba a cambiar cuando el bebé lo usara pensé era broma. No. Infinitas horas de calma. Sugiero ponerlo en volumen bajo, claro.

En todo caso desde muy pequeños descubren que las cajas de cartón son más entretenidas que el contenido. No desestimen el poder de una caja vacía!

Libros de páginas delgadas. Estos se rompen con facilidad y pueden lastimarles las manos.

Juguetes para la tina que acumulen agua por dentro (con pitos, de caucho blandito, con tela) pueden generar moho y cuando menos se dan cuenta el bebé está chupando el juguete, por ende comiendo moho. Mejor juguetes de una sola pieza en plástico.

Lo único que recomendaría comprar son libros, de resto los juguetes se pueden intercambiar y son pasatiempos pasajeros. El juguete que un día es el favorito es el que menos miran una semana después. También es importante seguir las recomendaciones de edad de los fabricantes. No todos los niños están listos para jugar con juguetes para edades más avanzadas, además del peligro está el total desinterés. Si tiene posibilidad de adaptar un área de juego, algo como estas baldosas de caucho serían ideales.

 

Coches 

Dos palabras:

¡Coche sombrilla! Necesario y útil.

Silla de carro y espejo para bebé 

Coches de hacer ejercicio a menos que haya alguien en la casa que en realidad esté dispuesto a salir a correr empujando el coche. De lo contrario son costosos y ocupan mucho espacio.
Los coches son costosos y muchas mamás no los usan tan a menudo. Piensen qué tanto van a caminar con el coche para saber qué tanto vale la pena invertir mucho dinero. Además deben tener en cuenta en tamaño del coche porque muchos no caben en el baúl/maletero del carro.

 

Para la mamá 

Tops como estos: Para el día y la noche.

Ropa de algodón fácil de lavar. Yo tuve calor los 10 meses en los que estuve lactando y me cambiaba de ropa más de dos veces al día. Los cambios hormonales hacen sudar. También camisas de botones una tallas mas grande. Son cómodas y fáciles de abrir y cerrar.

Crema para los pezones. Al inicio la lactancia puede ser un poco dolorosa, pero cremas como esta ayudan a que los pezones no se partan. Un buen consejo que me dieron fue limpiarse antes de dar pecho pero no después porque la saliva de los bebés de hecho ayuda a sanar. ¡Tiene sentido!

También te puede interesar: crema anti-estrías.  

Tops de lactancia: son costosos y en realidad no difieren mucho de un esqueleto con ajuste en el busto y sostén incluido.

Mantas para la lactancia. Son incómodas y termina uno más preocupado por la manta que por el bebé. Una pañoleta cualquiera sirve, o una pashmina, chal o bufanda e algodón.

Encontrar un buen grupo de apoyo, ya sea en las amigas, la familia o en clases en las que se incluyan a la pareja. Esas relaciones son claves en el primer año de vida del bebé y proveen un apoyo emocional y físico a la mamá. También es importante encontrar tiempo para que la mamá esté sola y pueda descansar, salir a caminar o hacer cualquier cosa que le genere felicidad y paz. Si la mamá está tranquila el bebé está tranquilo.

 

Aseo 

Los bebés no necesitan jabón, ni perfume (tienen olor incluido que es el mejor del universo), ni cepillos ni kits de aseo. Agua y toallita es suficiente. Mi único aliado en el aseo ha sido y será el aceite de coco. Quita la pañalitis, el eczema, la costra de leche, las alergias en la piel, los pegotes de comida, suaviza las manos de la mamá, les protege la piel, es natural y es proporcionalmente más barato que las cremas. ¡Para darles un masaje es ideal!
Cremas con olores fuertes, cremas para pañalitis muy espesas porque manchan toda la casa, perfumes o colonias para bebé, cepillos de pelo (una peinilla pequeña es suficiente).
Darles un baño todos los días los relaja pero es innecesario en muchos casos. Si el bebé lo disfruta puede ser una actividad familiar muy linda.